Domingo de fotografía [42]

A veces

no vemos más allá

de las rendijas

de una triste persiana,

y nos perdemos media vida,

tratando de ver

algo más

entre ellas.

Deva

Anuncios