Tardes de verano.

Te observo desde la esquina del sofá,

siendo una simple silueta

a la luz del ventanal.

Recostada en tu habitual mala postura

entre dos sillas carcomidas por el tiempo,

con tu viejo libro de hojas amarillas

aquel,

que compramos en un mercadillo

perdido del bullicio de la gran ciudad.

Y así pasan las tardes de verano

tú,

en tu mundo de fantasía

y yo

creando el mío a tu lado.

Deva

6 respuestas a “Tardes de verano.

  1. Bella entrada! No se puede esperar otra cosa de ti. Sin rodeos…tus palabras armando un cielo para dos y unas manos mas que hábiles para representar con verdadero arte la situación. Un cálido saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s