Domingo de fotografía [39]

A veces camino entre fallas

tectónicas

y vuelo tan alto,

que me siento infinita

entre tanta perfección.

Deva

Anuncios

No fue.

Tus besos,

aquellos nuestros besos

se quedaron ahí,

apartados en un caja

en lo alto del armario,

al igual que tu rosa de terciopelo,

que murió

sobre la mesa de cristal.

O mi corazón

que aquel día,

en el ocaso

de una tarde de primavera

se paró

para dejarte marchar.

Y así,

es como todo

terminó.

Silencioso

y

anclado

en algo,

que no fue.

Deva