Columpios

Te voy a contar

las veces que me columpiaste

entre campos salvajes

cubiertos de amapolas

mientras yo,

tarareaba

antiguas rapsodias

y tu

me contabas cuentos

cargados de dragones y unicornios

impulsándome

tan fuerte,

que era capaz de tocar

con las yemas de mis dedos

las nubes

y

mis sueños.

Deva