Me gusta alargar.

Me gusta alargar,

ese último trago de café amargo.

El último paseo por Fuencarral.

El último mordisco a la tapa del día.

El último culín de vino de la copa.

La última respiracion de tus fosas nasales tras mi cuello.

La última risa.

El último abrazo antes de la despedida.

El último beso.

El último “te quiero” entre labios aún dormidos.

Me gusta alargar mi mano, hasta alcanzar a tocarte.

Me gusta,

alargar

tus

últimos

instanstes.

Anuncios

Notas de Jazz

Deslizaste,

por el hueco de la apertura

de mi larga falda,

tus ágiles dedos.

Y empezaste a escribir,

en la piel,

de mi muslo,

las palabras más bellas

jamás escritas,

sobre mi epidermis,

erizando cada diminuto vello.

Y sólo pude mirarte,

acariciar tu cara,

de niño travieso,

y seguir escuchando,

aquellas,

incongruentes

notas

de

Jazz.

Deva