Lágrimas

Cada lágrima derramada en estos días es uno de tus recuerdos.

Momentos vividos en esta casa, aquí, donde terminó todo.

Que malas pasadas te juega la mente cuando sólo te acuerdas de los buenos momentos pero en un solo instante, mientras desayuno, recuerdo todas las lágrimas que nos derramamos uno encima del otro sentados en la misma silla en la que estoy ahora mismo, mientras me bebo el mismo zumo de naranja de hace un año, y miro por la ventana,  esta vez sola, sin lágrimas, pero con la misma angustia.

Y se me vuelve a contraer el estómago, vuelven las náuseas y vuelven los recuerdos en forma de bilis.

¿Sabes qué? No he podido volver a dormir en la misma cama, soy casi incapaz incluso de sentarme para calzarme las sandalias, aquellas que decías que era muy agresivas y a mi tanto me gustan.

Duermo en otra cama diferente, vacía, tan pequeña que sólo entro yo, sin tu olor, sin tu abrazo aferrándome a tu cuerpo.

Solamente quiero estar sola sin recuerdos y vaciarme de todo.

Todavía no llego a entender como una casa en la que pasábamos menos de dos semanas al año puede hacer tanto daño.

Un daño que cada mañana, cada tarde y cada noche dejo salir empapando en silencio mi almohada.

Soltando por mis ojos cuchillas húmedas que me cortan la cara y el alma.

IMG_2936

Deva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s